María Escámez – Ya nunca seremos los mismos

María Escámez – Ya nunca seremos los mismos

Ojalá pudiéramos volver al principio.

Ojalá a ser los de antes.

Más locos e inocentes,

repletos de miradas vírgenes

y cicatrices sin hacer.

 

Ojalá volviéramos a ser canción,

esa que suena en la radio

y te arranca una sonrisa morbosa

y no un triste recuerdo.

 

Ojalá fueses tequila

y yo la sal y el limón.

Y beberte y repetir el trago,

hasta olvidarme de cuántas veces te he tomado,

y cuántas me quedan antes de irme.

 

Ojalá olvidarme de la hora,

convirtiendo contigo el día en noche,

o la noche en día,

sin que el orden nos importe.

 

Ojalá el corazón más vivo

pidiéndome vida a raudales,

y no la cabeza

pidiéndote a ti.

 

Es justo que lo diga,

porque te escribo

sin echarte de menos.

Porque lo único que echo de menos

es a mi,

estando contigo.

María Escámez – Nunca digo adiós

María Escámez – Nunca digo adiós

Nunca me ha gustado que la gente me diga adiós. Quizás solo sea una estúpida manía incorregible. O ese intento fugaz de estar siempre de algún modo.

Siempre ando pidiéndole treguas al tiempo. Y creo que debería ser más valiente. Admitir que todo pasa y que la vida no espera, pero a menudo se me olvida dejarme el recado y toco a tu puerta. Sabiendo incluso que ya no estás.

Supongo que por eso nunca me gustaron las palabras con sabor a despedida. Porque cuando has querido a alguien de verdad, nunca llegas a irte del todo.

¿Y qué haces esperando si nadie espera?

Todos nos lo hemos preguntado alguna vez. Y siento contarte que no tengo ni la más remota idea de cuál es el remedio. Y llámame idiota, pero prefiero pensar que nunca hay una última vez. Que ésta no será nuestra última cerveza, ni el último concierto, ni el último abrazo que nos demos.

Ya te lo dije; Puede sonarte a cuento, pero la vida muerde hasta hacer daño. Y no merece la pena despedirse de nadie antes de tiempo.

Si no te importa, voy quedarme aquí otro rato recolocándome por dentro. Algún día comprenderás que a veces también ganan los que pierden y los que se quedan colgados, sin tener ni puñetera idea de cómo volver a empezar.

María Escámez – Tú serás mi invierno

María Escámez – Tú serás mi invierno

 

Tú serás mi invierno. Y no es porque no incendies mis letras, sino porque las congelas para que vivan más tiempo. Esta es mi confesión, quizás algo temprana, de que a todos nos hará falta un verano para ir a buscar la sal en los mismos labios de nuevo.

Eres, con esa manía de ponerte alas para ver más grande el mundo, una gran avenida de primeras veces. También mi cómplice. Mi mensaje en la botella. Y ojalá esas manos frías que me agarren cuando el mundo pinte bajo cero.

A mi no me hace falta que el tiempo hable antes. Porque si llegara ahora mismo el invierno, si nos pillara descalzos, o con los pies enterrados en la arena, seguro que tendrías tiempo para hacer una lista de planes pendientes.

Todos alguna vez hemos visto la vida conjugarse de otro modo. Quizás debiéndole algo a la prisa, con el parecer antes que el ser y estar, pero últimamente me conformo con beberte despacito, en un acorde mal tocado de una guitarra mientras el sol se sumerge en el mar.

Y quizás has conseguido que me gusten más los domingos que los sábado noche. Los boleros antes que el reggaeton. Y te juro que no echo nada en falta porque todas las heridas que escuecen con la sal, tú me las has besado.

Por eso sé que serás invierno. Porque en esa adrenalina del que pasa por la vida sin quedarse con nadie, yo me quedé contigo. Y no me mires así. Porque perdí la cuenta de las veces que me juré no hacerlo. Como si yo te pudiera olvidar. Como si no me gustara apagar el despertador y que vuelvas a arroparme.

Tú serás mi invierno, aunque puede que esté equivocada. Por qué iba a necesitar que fueras invierno, si eres una historia y yo, las ganas de vivirte cada día. Cada hora. Cada estación.

paseo-enamorados

Me obligan a molestarte para avisarte de que este sitio web utiliza cookies. Y no, no son galletas. Si quieres más información, visita mi Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest